Terapia Floral

Las esencias florales son remedios energéticos o vibracionales, naturales, eficaces e inocuos en el sentido que no causan daño alguno.
Su toma produce una movilización interna que genera percepciones nuevas y mejor captación de nuestra propia esencia, de nuestro ser.
Este trabajo lo va realizando por capas(como si fuéramos una cebolla) yendo desde lo más superficial a lo mas interno produciendo así la transformación y crecimiento, tomando a la enfermedad o desequilibrio existente en la persona como una oportunidad de realizar cambios profundos y realizar el aprendizaje de una lección de vida, que una vez incorporada, permite el desarrollo evolutivo y el crecimiento personal.
Las enfermedades físicas son causadas por emociones, y pensamientos negativos, actitudes equivocadas en la vida, la función que cumple la “esencia floral” es ayudar a aflorar nuestro ser esencial, para que nos advierta que en nuestra personalidad hay una actitud equivocada, que tarde o temprano producirá un desequilibrio físico, esto es la enfermedad.
Para prevenir enfermedades, para sanar las que ya existen, para eso es que el Doctor Edward Bach (1886-1936) describió 38 remedios florales que ayudan a liberar sentimientos tales como la ira , la angustia, la depresión, la culpa, el miedo o la irritabilidad, que causan los desequilibrados, que son causa de nuestras enfermedades.
El encontró que estas esencia florales aportan esperanzas a la desolación, fortaleza al rendido, alivio en las perdidas, mayor comprensión en general de los procesos afectivos.
Estas condiciones negativas son las verdaderas causas de los padecimientos y aflicciones, y las esencia florales desarrollan en nosotros el estado positivo y sus patrones energéticos nos ayudan a comprender las causas de nuestros sufrimientos y retornar al equilibrio perdido.

Para una sesión de Terapia Floral entra ¡aquí!
Para una sesión de Terapia Floral para Niños entra ¡aquí!